+34 937 243 811 info@digestivosabadell.com
Vesícula biliar repleta de cálculos. Fuente

En la mayoría de los casos el dolor cólico biliar se presenta con un cuadro clínico característico en forma de dolor de inicio repentino de tipo cólico en el epigastrio o «boca del estómago» . Generalmente presenta recorrido hacia el costado derecho y también podría llegar hasta el hombro. Se puede acompañar con náuseas o vómitos y suele remitir espontáneamente tras unas horas cursando en forma de «ataques».

Este dolor suele estar ocasionado por la presencia de piedras o litiasis (generalmente de colesterol o mixtos) en la vesícula biliar o incluso en conducto que transporta la bilis hasta el duodeno, conocido como colédoco.

Ecografía con colelitiasis. Fuente

Para el diagnóstico es necesario una ecografía abdominal que demuestre la presencia de las piedras y unos síntomas compatibles. La resonancia magnética también puede apreciar la presencia de litiasis biliar así como el TAC, pero esta técnica es menos sensible que la ecografía.

En el caso de que se confirme el diagnóstico habrá que valorar la indicación de una colecistectomía con un cirujano general.

En ocasiones a estos pacientes, incluso una vez ya intervenidos de colecistectomía, presentan las piedras en el colédoco en lugar de la vesícula biliar. Esto se conoce como coledocolitiasis.

La coledocolitiasis tiene la peculiaridad de que puede aumentar los niveles de unas enzimas en sangre llamadas fosfatasa alcalina (FA) y gammaglutamiltransferasa (GGT) aunque esto no ocurre necesariamente y puede ser debido a otras causas. También puede provocar una dilatación de la vía biliar que puede no estar presente si se realiza una prueba de imagen muy precoz. En el caso de que la piedra obstruya completamente la vía biliar se acumulará bilirrubina y el paciente puede adoptar una coloración amarillenta llamada ictericia. Si la bilis acumulada se infecta dará lugar a lo que se conoce como colangitis.

En estos casos la ecografía abdominal también es de utilidad y es la primera exploración a realizar, no obstante es frecuente que no sea suficiente y se tenga que ampliar el estudio con una resonancia magnética de vía biliar (Colangio-RMN) según sospecha clínica.

Imagen de colangio-RMN de paciente de 84 años que consulta por dolor biliar e ictericia. Muestra una vía biliar dilatada sin apreciar la causa.

Paciente de 84 años que acude por dolor de tipo biliar. Colangio-RMN con vía biliar dilatada sin identificar la causa. Vesícula biliar con litiasis. Sabadell 2020

En algunos casos la ecografía ni la resonancia son capaces de detectar la presencia de lo que se denomina minilitiasis (material < 1 mm) pero hay una sospecha clínica de colelitiasis.

La ecoendoscopia es una exploración que nos permite realizar una ecografía desde el interior del cuerpo permitiendo el acceso a regiones que no es posible de otra manera y obtener una mayor resolución.

A su vez puede ocurrir, en el caso de la coledocolitiasis, que se aprecie una dilatación de la vía biliar sin identificar la causa que la origina. Si la probabilidad de coledocolitiasis es alta se puede realizar una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) para extraer las litiasis y drenar la vía biliar.

En los casos de sospecha de minilitiasis o de coledocolitiasis la ecoendoscopia aporta una valoración de la vía biliar y la vesícula de alta calidad, permitiendo diagnosticar casos de coledocolitiasis inadvertidos por colangio-RMN o minilitiasis que se beneficien de una CPRE y colecistectomía respectivamente.

Imagen de ecoendoscopia del mismo paciente con presencia de coledocolitiasis. Digestivo Sabadell.

Ecoendoscopia del mismo paciente que demuestra la presencia de coledocolitiasis. Sabadell 2020.

La ecoendoscopia (EUS) diagnóstica es una exploración ambulatoria mínimamente invasiva que se realiza con sedación por lo que el paciente lo suele tolerar muy bien.

En los estudios revisados hasta la fecha que comparan la Colangio-RMN con EUS para la coledocolitiasis, la EUS obtiene mejores resultados en rendimiento diagnóstico, sensibilidad, especificidad y valores predictivos. No obstante las diferencias no han resultado estadísticamente significativas en ninguno de los estudios.

Referencias

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad